martes, 11 de noviembre de 2014

A partir de los 40


Plata en los cabellos.
Oro en los dientes.
Piedras en los riñones. 
Azúcar en la sangre.
Plomo en los pies.
Hierro en las articulaciones.
Y una fuente inagotable de "gas natural".

¡Nunca se pensó que a partir de los 40 
se pudiera llegar a tener tanta riqueza!

No hay comentarios:

Publicar un comentario