viernes, 11 de julio de 2014

Credo


Creo en Él, el que vendrá, el Dios de Abraham, Isaac y Jacob que liberó a nuestros padres cuando eran esclavos e hizo pacto con ellos y que hoy nos sigue llamando a la libertad, al amor y a la justicia.
Creo que puso la tierra en las manos del hombre para que la domine y la haga habitable en la hermandad. Creo que se identifica con los oprimidos y reclama la sangre de Abel cada mañana y cada tarde.
Creo también en Jesucristo, su hijo, nuestro hermano, Signo y manifestación definitiva del Padre, palabra suya hecha carne, que nació de la Virgen María, al ser transformada por el Espíritu Santo en templo de su divinidad, y vivió pobre entre los pobres  y nos trajo las buenas noticias y murió ajusticiado según las leyes por un tribunal romano, pero vive y está sentado a la derecha del Padre y nos ha abierto la esperanza de que también nosotros estaremos con Él.
Creo en el Espíritu Santo, que nos habló por los profetas de la justicia y del amor y sigue con nosotros y actúa en la comunidad de los creyentes.
Creo en la Iglesia, Sacramento de Salvación y Sacramento de Unidad.
Creo  que Dios ha puesto verdad, bondad y belleza en todos mis hermanos hechos a su imagen, aunque pertenezcan a otra Iglesia, o tengan otro credo.
Creo que, al final se establecerá plenamente el Reino de Dios, triunfará la justicia, y habrá paz y fraternidad entre los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario