domingo, 7 de junio de 2015

Buenos días

Señor,
me cuesta comenzar este día,
porque sé que es
una nueva tarea,
un nuevo compromiso,
un nuevo esfuerzo.

Pero quiero comenzarlo
con entusiasmo,
con alegría reestrenada,
con ilusión nueva.

Sé que estás a mi lado:
en mi familia, en mis amigos,
en las cosas, en mi propia persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario