jueves, 29 de septiembre de 2016

Compartiendo vida... Las apariencias engañan


Cuando decimos que "las apariencias engañan" queremos expresar que algo o alguien que pensábamos que era de una manera nos sorprende mostrándonos algo que no esperábamos.
Nuestro pensamiento se forma una imagen por lo que vemos a primera vista y, a partir de ahí, nuestras actitudes se enfocan bajo el filtro de esa apariencia.
El aspecto externo de las personas no muestra lo que son por dentro, aunque a veces nos da pistas.
Con frecuencia etiquetamos a las personas sin conocerlas realmente, sólo nos fijamos en lo que nuestros ojos nos transmiten y no pasamos de lo puramente superficial.
Jesucristo fue un hombre moreno, judío, con barba y pelo largo, lleno del polvo de los caminos, de clase humilde, criticado por hacerse llamar "rey de los judíos", amigo de prostitutas y ladrones, nacido en un establo, carpintero... sin embargo... su mensaje, su vida y su palabra lleva 2000 años movilizando al mundo.
¿No creéis que la apariencias realmente engañan? ¡Vivamos con ojos de afecto que miran más allá de lo que ven!

Encar_AM
www.reflejosdeluz.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada