jueves, 19 de junio de 2014

¡Levántate y anda!

Camina por el “hombre Dios” y llegarás al
“Dios hombre”.
Vas a él, pero  vas por él.
Si él no hubiese accedido graciosamente
a ser el camino, todos nos hubiéramos extraviado.
No pierdas, pues, el tiempo
buscando  el camino. El camino mismo ha venido hasta ti. ¡Levántate y anda!

San Agustín, Sermón 141, 4, 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario