martes, 16 de diciembre de 2014

¡Abraza nuestra historia!

"Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán"
Mt 1, 1

El Evangelio nos invita siempre a correr el riesgo del encuentro con el rostro del otro, con su presencia física que interpela, con su dolor y sus reclamos, con su alegría que contagia en un constante cuerpo a cuerpo. La verdadera fe en el Hijo de Dios hecho carne es inseparable del don de sí, de la pertenencia a la comunidad, del servicio, de la reconciliación con la carne de los otros. El Hijo de Dios, en su encarnación, nos invitó a la revolución de la ternura. 
Papa Francisco, Evangelii Gaudium, 88

No hay comentarios:

Publicar un comentario