jueves, 7 de mayo de 2015

María sonríe cada vez que sale el sol

¿Sabes cuál es la primera frase que se pone en boca de María en el Evangelio? Dice:¿CÓMO SE HARÁ LO QUE DICES SI NO TENGO RELACIONES CON NINGÚN HOMBRE?” Lo dice justo después de que el ángel le diga que va a nacer de ella el Hijo de Dios, que se llamará Jesús. Dicho de otra forma, sería algo así como: “¿CÓMO SE HARÁ REALIDAD LO QUE DIOS ME PIDE SI YO SOY INCAPAZ DE HACERLO?”
Quizá pienses que a ti Dios nunca te ha pedido nada, pero si lo piensas despacio, verás que  no  es  cierto.  Quizá  no  eres  consciente de  que  Dios  te  haya  pedido  nada  a  ti personalmente, pero si estás atento, verás que hay cosas que sabemos que Dios nos pide a todos: decir la verdad y no mentir, tratar bien a los demás en lugar de criticarles y fastidiarles, intentar que el mundo sea más justo y solidario, ser gente
de paz y no arreglar las cosas con violencia… En fin, tú mismo puedes poner  más  ejemplos.  Y  es  normal  que  a  nosotros  nos pase lo mismo que a María: que nos vemos incapaces de hacerlo, porque  es  difícil,  porque nos  complica la  vida,  porque es  más cómodo ir a lo nuestro…
Por eso, María es una mujer que nos ayuda y nos anima: Dios ya sabe que nosotros solos no podemos hacer casi nada, pero contamos con su ayuda. Sin Él no haríamos casi nada, pero sin que nosotros pongamos todo de nuestra parte, Dios tampoco lo puede hacer,
ya  que  respeta  nuestra  libertad  y  tenemos  que  ser  lo  que decidamos que queremos dejarnos ayudar por Él y su Madre.
Pidamos hoy a Dios que nos ayude en eso que cada uno sabe que más le cuesta hacer. No olvides que para Dios, no hay nada imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario