sábado, 27 de agosto de 2016

Oración del buscador de Dios

Señor y Dios mío, en ti creo,
Padre, Hijo y Espíritu Santo.
mi única esperanza.

Óyeme para que no sucumba al desaliento y deje de buscarte;
sino que ansíe siempre, tu rostro con ardor.

Dame fuerzas para la búsqueda,
tú que hiciste te encontrara
y me has dado esperanzas de un conocimiento
más perfecto.

Ante ti está mi firmeza y mi debilidad:
sana ésta, conserva aquélla.

Ante ti está mi ciencia y mi ignorancia:
si me abres, recibe al que entra;
si me cierras el postigo, abre al que llama.

Haz que me acuerde de ti,
te comprenda y te ame.

Acrecienta en mí estos dones
hasta mi reforma completa.
Amén.


(De Trinitate 15, 28, 51)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada