miércoles, 29 de abril de 2015

Comenzar un nuevo proyecto supone riesgos


Comenzar un nuevo proyecto supone riesgos.  Por definición, el riesgo supone una contingencia e incluso puede acarrear un daño. Pero al mismo tiempo el riesgo te abre las puertas a nuevas posibilidades todavía sin explorar. Ahí radica la novedad, en estar abiertos a los cambios, a las novedades, a lo desconocido. Habrá que arriesgarse en algunas cosas sin queremos hacer algo nuevo.

Ahí os dejamos un texto que nos puede venir muy bien para comenzar arriesgándonos. Seguro que si corremos estos riesgos saldremos ganando. No lo dudes y ponte en marcha.

ARRIESGARSE
Reír es arriesgarse a parecer un tonto.
Llorar es arriesgarse a parecer un sentimental.
Hacer algo por alguien es arriesgarse a involucrarse.
Expresar sentimientos es arriesgarse a mostrar tu verdadero yo.
Exponer tus ideas y tus sueños es arriesgarse a perderlos.
Amar es arriesgarse a no ser correspondido.
Vivir es arriesgarse a morir.
Esperar es arriesgarse a la desesperanza.
Lanzarte es arriesgarse a fallar.
Pero los riesgos deber ser tomados,
porque el peligro más grande en la vida es no arriesgarse nada.
La persona que no arriesga, no hace, ni tiene nada.
Se pueden evitar sufrimientos y preocupaciones, pero simplemente
no puede aprender, sentir, cambiar, crecer, amar y vivir...
Solo una persona que se arriesga es libre.
pjcweb.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario