Canción-Video Lema Pastoral 2022-23

 CUÍDATE CUÍDAME

Canción del Lema Pastoral 2022-23 ofrecido por Reflejos de Luz.

Con demasiada frecuencia subestimamos el poder de una caricia, una sonrisa, una palabra amable, un oído atento, un cumplido honesto o el más mínimo acto de cuidado con el potencial suficiente para cambiar tu propia vida y la de los demás.

"Cuidar ejercitando la paciencia, generando esperanza y en corresponsabilidad; desde el don de uno mismo" (San Agustín. Patris corde).

Recursos para trabajar el Lema Pastoral 


Eucaristía Diaria (Canal de videos)

Desde la Parroquia Ntra. Sra. del Pilar (Sevilla-España) El P. Joaquín nos ofrece la misa diaria en directo a las 8:00 y de forma telemática a la hora que cada uno quiera participar de ella.
Podéis acceder a ello pulsando AQUÍ





Lema Pastoral 2022-23 «Cuídate Cuídame»

El concepto actual de cuidado abarca por un lado, la acción de cuidar a alguien y por otro, al modo de actuar de la persona que pone interés y atención en lo que hace para que salga lo mejor posible.

Al ser palpable la vulnerabilidad de todos, ricos y pobres, jóvenes y ancianos, hombres y mujeres, aparece en toda su dimensión la necesidad de cuidarse, de tener alguien que cuide al necesitado y de cuidar a otros. El cuidado se convierte en un artículo de primera necesidad. La pandemia ha mostrado ejemplos heroicos de personas que cuidan a otros por altruismo, por sentido de solidaridad y por vocación religiosa, por amor, en definitiva.

Llegó para quedarse el concepto de cultura del cuidado como una realidad que abarca muchas dimensiones. El cuidado significa pensar en las necesidades de los demás al igual que de las nuestras, y ejercitar acciones que ayuden a todos, eliminando aquello que pueda perjudicar a los demás.

Enemigos del cuidado son la indiferencia, el egocentrismo, el rechazo, el abandono, la desidia, cualquier forma de discriminación y exclusión, etc. El cuidado está alineado con la solidaridad y la fraternidad. Cuidemos el cuidado.

Dios es el que me cuida, el buen pastor, el que no nos deja ni abandona.

Somos únicos e irrepetibles para Él. La importancia de sentirnos queridos por Él. Haciendo referencia al primer y segundo mandamiento.

La acción pastoral de la Iglesia se fundamenta en el ejemplo de Jesucristo, buen Pastor porque cuida de los suyos, los conoce por su nombre y se desvive por ellos.

Más allá de la circunstancia, tenemos por delante el reto de plantear una pastoral cuidada, cuidadosa y que cuída respondiendo realmente a lo que puede ser significativo en el mundo hoy.

Hoy encontramos a nuestro alrededor innumerables personas heridas, desesperanzadas e incluso desilusionadas. Todo ello nos pone ante los ojos La necesidad de cuidar.

Cuidar ejercitando la paciencia, generando esperanza y en corresponsabilidad; desde el don de uno mismo (San Agustín. “Patris corde”).

Presentación Lema Pastoral (Word)
Presentación Lema Pastoral (PDF)
Cartel Cuídate Cuídame Castellano_Vertical (Alta resolución)
Cartel Cuídate Cuídame Inglés_ Vertical (Alta resolución)
Cartel Cuídate Cuídame_Vertical Catalán (Alta resolución)
Cartel Cuídate Cuídame  Castellano_Apaisado (Alta resolución)
Solo letras PNG Castellano
Banner apaisado Cuídate Cuídame
Carteles Meses en alta resolución
Canción Cuídate Cuídame MP3
Video Motivador Cuídate Cuídame
Letra Canción Cuídate Cuídame

 

"Personas puente"

Que bueno es que en la vida encontremos "personas puente" que nos ayuden a cruzar de un lugar a otro.
Cuando se construye un puente lo hacemos con la intención de pasar un lugar de difícil tránsito, un camino cortado o un lugar peligroso.
Las "personas puente" son aquellas que se brindan a facilitarnos ese camino, las que se exponen al riesgo que genera la aventura de acompañar y ayudar en el tránsito hacia un lugar que queremos conquistar.
Las "personas puente" nos ofrecen un suelo que pisar, algo a lo que agarrarnos, una construcción en la que poder hacer el camino que nosotros mismos hemos elegido.
Las "personas puente" son aquellas que están a nuestro lado recorriendo el trayecto elegido y apostando por el éxito de nuestro peregrinar.
Es genial que encontremos esas personas puente porque, al fin y al cabo, ellas manifiestan con su presencia el amor que Dios nos tiene y nos ofrece cada día.
Gracias por todas las "personas puente" que hay en mi vida.

Encar
www.reflejosdeluz.net

r desapercibido

Pasar desapercibido no siempre es fácil.
Con frecuencia nuestras ganas de sobresalir por encima de los demás nos juega malas pasadas en las que el orgullo se pone de manifiesto.
Pasar desapercibido no es cosa de tontos, es cosa de listos y nobles... pues cuando somos capaces de hacer el bien sin necesidad de reconocimientos es porque hemos alcanzado un peldaño más en la subida hacia la autoestima y amor a lo que hacemos.
Las medallas siempre gustan, los aplausos nos engrandecen, las menciones positivas nos impulsan a avanzar... todo eso es bueno pero no debe ser la razón última de nuestro ser y actuar...
Por eso, ¡atrévete a pasar desapercibido! a hacer el bien sin mirar a quien, a entregarte por completo desde lo que eres sin buscar segundas intenciones, a no ser siempre reconocido en tu valía y a parecer "tonto" por no ser el centro de tus mejores escenas.
Cuando nos esforzamos, trabajamos, nos ilusionamos y vivimos todo desde el amor a Dios y a los demás los aplausos, sonoros o silenciosos, llegan solos y son un aliciente para continuar dándote por entero.

Encar
www.reflejosdeluz.net


La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida


La sorpresa llega cuando algo que no esperamos acontece repentinamente.
La expresión de nuestra cara cambia, nuestro corazón se mueve por dentro.
Podemos tener sorpresas buenas o sorpresas malas... (que más bien son sustos).
En el caso de las sorpresas positivas, cuando las recibimos, el corazón se ensancha por dentro. De pronto nos sentimos queridos, amados por las personas que nos las dan, agradecidos por la amistad y la cercanía.
¡Qué bueno sería ser "portadores de sorpresas" para las personas con las que vivimos y trabajamos!.
Una sorpresa no siempre es un regalo envuelto con celofán. Con frecuencia las mejores sorpresas son las que se desprenden de la propia vida: cuando nos olvidamos de nosotros mismos, cuando damos generosamente, cuando hacemos reír al triste...
Jesús de Nazaret fue una sorpresa constante para las personas de su época, ¡quizá no estaban acostumbrados a tanto Amor derrochado!.
Y tú, ¿te atreves a hacer de tu vida una sorpresa?

Encar
reflejosdeluz@yahoo.es

Cosas pequeñas


Levántate...


¡Es hora de elegir!

 

Elegir cuando se tienen muchas opciones es mucho más difícil que cuando se tienen menos.

Todos los días tenemos que elegir si nos entregamos más o menos en nuestro trabajo, si preferimos dejar las cosas a medias o darnos a tope en lo que realizamos, si sonreímos a quien encontramos o preferimos ensimismarnos… si queremos compartir o ser egoístas… si cedemos la palabra a los demás o les pisamos queriendo imponer nuestros criterios…

Con frecuencia son decisiones que ni siquiera nos planteamos, vienen por sí solas sin detenernos en ellas. Solo nos paramos en decisiones «importantes» que van más allá de lo cotidiano.
Pero la vida… es lo cotidiano y, desde ahí, optamos por actuar de una forma u otra.

Puedes tener muchos zapatos para elegir pero sólo saldrás a la calle con un par en tus pies. No desgastes tiempo en lo absurdo y simple, centrémonos en la decisión que nace de dentro sin plantearnos respuesta para crecer en disponibilidad, cariño, entrega y amor.

Encar
www.reflejosdeluz.net

No te rindas


No te rindas,
Aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti

El valor de cada instante

¿Que pasaría si valoraras cada instante de tu vida, que pasaría si cada uno de estos instantes los usaras para solamente contar tus bendiciones, buscar soluciones? cada instante de tu vida vale, porque tu vales mucho, más de lo que te puedas imaginar.
Muchas veces nos encontramos preocupados por cosas innecesarias, nos dejamos llevar por la tristeza de perder a algo o alguien que queremos. Alguien me dijo que se encontraba triste y desanimado... entonces le pregunte: ¿vas a continuar usando tu tiempo para sentirte de esa manera o vas a utilizar tu tiempo buscando la forma para sentirte mejor? 
Si empleas tu tiempo para buscar la forma de liberarte de las tristezas y los desánimos de una forma sana y constructiva, entonces estarás valorando cada instante de tu vida.

Encar

Lo que te hace diferente

Lo que te hace diferente a los demás no se ve a simple vista, tan solo se ve con los ojos del corazón.
Aquellos que son capaces de entrar en nuestro interior tienen el privilegio de conocernos a plena luz del día ya que nosotros les abrimos las puertas de nuestra alma para que pasen y se sienten cómodamente y así poder conocer cada recodo de nuestro ser.
Esto no siempre es fácil, hay muchos factores que intervienen para que nos abramos con libertad y confianza a los otros... pero el factor más importante es la CONFIANZA que tenemos en esas personas, la posibilidad que les ofrecemos de conocernos "a todo color", sin vergüenza, sin tapujos y tal cual somos.
¡Qué importante y que grande es cuando a los demás podemos mostrarles nuestro color externo e interno!
Dios nos sondea y nos conoce cuando son sentamos, cuando nos levantamos o nos derrumbamos... de lejos conoce nuestro pensamiento, distingue nuestro camino y nuestro descanso.

Encar
www.reflejosdeluz.net

Trabajando juntos

Lo que yo hago no puedes hacerlo tú; pero lo que haces tú, no puedo hacerlo yo.
Las necesidades son muchas y ninguno de nosotros, incluyéndome a mí, puede hacer grandes cosas.
Sin embargo todos podemos hacer pequeñas cosas, con muchísimo amor y conseguiremos hacer juntos algo maravilloso.

Teresa de Calcuta

No nos empeñemos en ser héroes y hacer grandes hazañas. 
Sólo con hacer las pequeñas cosas de cada día, pero poniendo todo nuestro amor en ellas podremos conseguir hacer un mundo mejor.
No minusvalores tu trabajo porque creas que es insignificante. Dios te necesita en tus pequeñas tareas para que tú seas su instrumento.

En el camino...

En el camino de la esperanza sigo cada uno de tus pasos:

Tus pasos errantes hacia el establo de Belén.
Tus pasos inquietos en el camino a Egipto.
Tus pasos veloces hacia la casa de Nazaret.
Tus pasos gozosos para subir con tus padres al Templo.
Tus pasos fatigados en los treinta años de trabajo.
Tus pasos solícitos en los tres años de anuncio de la Buena Nueva.
Tus pasos ansiosos que buscan a la oveja perdida.
Tus pasos dolorosos al entrar en Jerusalén.
Tus pasos solitarios ante el pretorio.
Tus pasos pesados bajo la cruz camino del Calvario.
Tus pasos fracasados muerto y sepultado en una tumba que no es tuya despojado de todo, sin vestidos, sin un amigo, abandonado hasta por el Padre, pero siempre sometido al Padre.

Señor Jesús, arrodillado ante el sagrario, comprendo: no podría elegir otro camino, aunque, en apariencia, haya otros más gloriosos.
Pero Tú, amigo eterno, único amigo de mi vida, no estás presente en ellos.
En Tí está todo el cielo con la Trinidad, el mundo entero y la humanidad entera.
Cardenal F.X. Nguyen Van Thuan

Este texto es parte de una oración del cardenal vietnamita Van Thuan, que sufrió trece años de prisión a manos del gobierno comunista de Vietnam, por su condición de obispo.
En esos momentos terribles de su vida, privado de libertad, apartado de sus fieles, de su iglesia, él encuentra consuelo confiándose a Cristo, poniendo siempre su vida en Sus manos.
Aprendamos nosotros también a abandonarnos en las manos de Aquel que todo lo puede y sigamos sus pasos, que son el sendero que nos llevarán hasta el encuentro final con Él.

Soy peregrino

Soy peregrino, soy peregrino…
Somos peregrinos de la vida,
caminantes en busca de paz.
Recorremos todos juntos el camino
y creamos un mundo de hermandad.

Somos peregrinos de la vida,
caminantes en busca de verdad.
Luchamos por la paz y la justicia
entregando la vida a los demás.

Somos peregrinos de la vida,
caminantes unidos para amar.
Ven hermano, y camina con nosotros
seremos constructores de la paz.

Buenos días

Padre, me pongo en tus manos.
haz de mí lo que quieras.
sea lo que sea te doy las gracias.

Estoy dispuesto a todo.
lo acepto todo.
Ilumina mi vida con la luz de Jesús
que no vino a ser servido sino a servir.
que mi vida sea como la de El, servir.

Grano de trigo que muere en el surco del mundo.
Que sea así de verdad, Padre.

Te confío mi vida, te la doy. Condúceme.
envíame aquel Espíritu que movía a Jesús.

Me pongo en tus manos,
sin reservas, con confianza absoluta.
Porque tú eres mi Padre.

Afrontar los peligros

¡Qué difícil es lanzarse al riesgo de vivir contracorriente!
¡Más difícil aún cuando al final del camino nos esperan peligros amenazantes exponiéndonos a una valentía que por naturaleza no tenemos!
El riesgo es algo que solo afrontan los campeones de la vida y para ello, deben tener muy claro cual es el objetivo que quieren alcanzar, sopesar esos peligros y lanzarse a la aventura de luchar por aquello en lo que creen, esforzarse por aquello en lo que sueñan y dejarse la piel por conseguirlo.
Si la corriente no nos acompaña, ¡no hay problema! también Jesús de Nazaret fue contracorriente y eso no fue impedimento para que su legado llegase hasta nosotros como modelo de vida a seguir.
Nadar contracorriente desafiando al futuro y exponiéndose a las garras de aquellos que nos juzgan es duro pero... cuando hayamos saltado el peligro nos esperará la calma de nuestra propia coherencia basada en la certeza de haber hecho lo que creímos que debíamos hacer.

Encar
reflejosdeluz@yahoo.es

Persistir

El esfuerzo por alcanzar las metas que nos planteamos cada amanecer es un riesgo que corremos en cada momento del día desafiando a la noche el alcanzarlas o no.
Nadie dijo que la generosidad y la entrega fuesen fáciles de conseguir.
Ningún camino hacia lo alto no supone constancia, paciencia, desvelos y coraje... pero si persistimos en nuestro empeño de ser mejores cada día y ofrecer aquello que somos por causas nobles y justas nuestro esfuerzo se verá recompensado.
Persistir es arriesgar, es acompañar, es proteger aquello que queremos y afianzarnos en lo que creemos.
Persistir es dejar a un lado lo negativo y dejar el tiempo pasar para poder descubrir la grandeza de aquello que vivimos.
Persistir en la fe es agarrarnos fuertemente a los brazos de Dios que siempre acompaña el camino de nuestra vida.
Persistir es Amar.