domingo, 7 de junio de 2015

Encontrar la distancia justa

En un día del frío invierno un grupo de erizos intentó darse calor. Fue imposible por sus púas afiladas pero el frío les obligaba una y otra vez a juntarse y a separarse, hasta que después de muchos intentos encontraron la distancia justa: ni demasiado lejos, para así poder darse calor, ni demasiado cerca, para no hacerse daño.
En la vida y en el trato con las personas, lo importante es saber encontrar la distancia justa.

(A. Schopenhauer)

No hay comentarios:

Publicar un comentario