domingo, 13 de diciembre de 2015

El gozo de la humildad

En aquel tiempo, lleno de la alegría del Espíritu Santo, exclamó Jesús: «Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y a los entendidos, y las has revelado a la gente sencilla».
Lc 10, 21-24

El corazón de Dios tiene un sitio preferencial para los pobres, tanto que hasta Él mismo «se hizo pobre» (2 Co 8,9). Todo el camino de nuestra redención está signado por los pobres.
Papa Francisco, Evangelii Gaudium, 197

No hay comentarios:

Publicar un comentario