miércoles, 13 de enero de 2021

Sonrío, sueño, lloro, amo, comparto.¡Vivo!

SONRIO.
Aunque la vida me golpee, aunque no todos los amaneceres sean hermosos, aunque se me cierren las puertas. sonrío.

SUEÑO.
Porque soñar no cuesta nada y alivia mi pensamiento, Porque quizás mi sueño pueda cumplirse , Porque soñar me hace feliz.

LLORO.
Porque llorar purifica mi alma y alivia mi corazón, Porque mi angustia decrece, aunque solo sea un poco. Porque cada lágrima es un propósito de mejorar mi existencia.

AMO. 
Porque amar es vivir, Porque si amo, quizás reciba amor ,Porque prefiero amar y sufrir, que sufrir por no haber amado nunca.

COMPARTO.
Porque al compartir crezco, Porque mis penas, compartidas, disminuyen Y mis alegrías se duplican.

Sonrío, sueño, lloro, amo, comparto.¡Vivo.! 

Y por ello doy gracias a Dios, por un día más.

Pienso con el corazón


Lo siento


martes, 12 de enero de 2021

Compartiendo vida... El tiempo vuela


El tiempo vuela y nosotros con el tiempo.
Cada día, hora, minuto, segundo... dejamos parte de lo que somos a los demás y a la creación entera.
No nos damos cuenta de la importancia del tiempo hasta que nos paramos y somos capaces de analizar qué hemos hecho con ese tiempo.
Las horas pasan, los minutos pasan... y lo bueno o malo que hayamos podido realizar ahí queda para siempre, no hay vuelta atrás.
Por eso es importante desgranar nuestro tiempo en cosas que ayuden a crecer, a vivir...
Vive cada minuto con la alegría que produce escuchar a una persona.
Exprime tus minutos para hacer el bien sin mirar a quien.
Entrega por completo todo lo que eres y puedes dar a los demás.
No dejes pasar un segundo sin vivir desde la justicia y la paz.
Mantente alejado del reloj cuando tus oídos escuchen al que te necesita.
Ofrece brazos, piernas, boca... a cada minuto para ayudar a construir un mundo mejor.
Sueña despierto y vive soñando porque solo los que sueñan son capaces de dar lo mejor que Dios ha puesto en ellos para hacer de cada minuto un regalo de amor.

Encar_AM


Recursos para celebrar el día de la paz en la escuela

Os enviamos algunos de los recursos de Reflejos de Luz para trabajar el día escolar de la paz (30 de enero)





Preciosa canción para el Día de la Paz (Jesús Mondejar)


VER VIDEO
Sólo pido paz”
(Letra y Música: Jesús Mondéjar)

Se hace la noche, otra vez.
Llega la oscuridad donde yo empiezo a ver,
en sueños, que llega el fin,
de las injusticias que me hacen sufrir.

Sabré que no estoy sola,
aunque fuera suenen bombas,
si me ayudas a cantar
por amor y por la paz.

Di Paz, yo sólo pido paz.
Hagamos que este mundo sea uno,
un hogar más seguro.
Y haz, que nazca una ilusión,
que apague el fuego en las trincheras.
Y diga adiós a las guerras.

Pongo de nuevo atención
y el estruendo parece hacerse canción.
Oigo a la gente gritar
y no es por la guerra, ¡ha llegado la paz!

Corramos por las calles,
sin huir ahora de nadie.
Porque la palabra amor,
nace hoy en tu interior.

Di Paz, yo sólo pido paz.
Hagamos que este mundo sea uno,
un hogar más seguro.
Y haz, que nazca una ilusión,
que apague el fuego en las trincheras.
Y diga adiós a las guerras.

Unai Quirós nos propone “Una receta de paz”


Un año más, el cantautor malagueño Unai Quirós ha creado una nueva canción para el Día de la No Violencia y la Paz (30 de enero) y un material didáctico a disposición de todos los centros escolares y docentes. El lema de este año es “Una receta de paz”.

La Paz es el camino

No hay camino para la paz, la paz es el camino” 
dijo Mahatma Gandhi. 

¿Acaso importa ser blanco, negro o amarillo? 
¿Acaso importa profesar una u otra religión? 
¿Acaso importa tener más que otros? 
¿Acaso importa pertenecer a una cultura u otra? 

“Los hombres construimos demasiados muros y no suficientes puentes” ya afirmó Isaac Newton. El mundo se rige por la ley del más fuerte, del más poderoso, del más rico… Pocas veces nos preocupamos por los pobres, los marginados, los que lo han perdido todo tras la guerra, etc. Moverse por intereses propios es lo único que a veces preocupa a aquellos que gobiernan este 
mundo. 

Por ello, tomemos ejemplos de tantas persona que hacen de su bandera, de su vida, de su forma de hablar, de comportarse, un estilo no violento y orientado a la Paz. 
Aprendamos de las palabras de la misma Madre Teresa de Calcuta en las que decía que “La paz comienza con una sonrisa” . 

Nosotros hoy queremos, como Gandhi, como Teresa de Calcuta, como Jesús de Nazaret, como tantos hombres y mujeres que ofrecen su vida por la paz, reclamar al mundo que deje las guerras a un lado y que en las naciones de todo el mundo reine la PAZ. Que no se juegue con la vida de miles de personas y que no por intereses de dos o tres tengan que sufrir millones de personas. 

DIGAMOS NO A LA VIOLENCIA… SÍ A LA PAZ.

Cuento sobre la Paz

Hace miles de años hubo en Asia dos príncipes enemigos que constantemente se amenazaban aprovechando el menor pretexto.

Uno de ellos decidió declarar la guerra y ordenó a los habitantes de su nación que se prepararan para luchar.

El otro príncipe aceptó el desafío. Sin embargo, como habían pasado más de quince años desde la última batalla, no recordaba dónde estaban guardadas su armadura y su ropa de combate. Cuando faltaba un día para el enfrentamiento pidió a su madre que le llevara su casco. La señora regresó con las manos vacías.

—¿Por qué no lo trajiste? —le reclamó.
—No pude cargarlo, pesa mucho —contestó ella.
—Yo mismo iré por él.
—No, por favor no lo toques —pidió la madre mientras le impedía el paso.
—¿Cómo piensas que puedo ir a la guerra sin casco? —preguntó él.
—Mira hijo, dentro de tu casco, que estaba en el patio trasero, una paloma hizo su nido, y dentro de él hay tres pequeñas crías. Las palomas son las aves de la paz: nunca hacen daño a nadie. Todos los días su madre les trae de comer lo que encuentra. ¿Cómo puedo destruir su nido? Cuando vea que quiero tomar el casco, la madre se irá volando y dejará llorando a los polluelos. Eso traerá desgracias a nuestro país..

El príncipe no quería discutir con su madre y se presentó al combate sin casco. Al verlo, su enemigo quedó sorprendido.

—¿Cómo se te ocurre combatir así?
—Mi madre halló que en el casco viven una paloma y sus polluelos. No quisimos hacerles daño.

El otro príncipe no podía creer lo que escuchaba y pidió a uno de sus hombres que comprobara si la historia era cierta.

—Pues sí. Dentro del casco hay tres palomas muy pequeñas con su madre. Se me hace que apenas rompieron el cascarón —confirmó el enviado.

Entonces el príncipe le tendió la mano a su enemigo.

—Hagamos la paz para siempre. Le propuso. Tu madre no quiso destruir el nido de la paloma y sus polluelos ¿cómo podemos querer tú y yo destruir los hogares de miles de personas?

Desde aquel día, los dos reinos fueron amigos y la paloma se convirtió en símbolo de la paz.

(Leyenda de Bakú, Azerbaiyán)

Nos comprometemos a...

Nos comprometemos a proclamar nuestra firme convicción de que la violencia y el terrorismo se oponen al verdadero espíritu religioso y, condenando todo recurso a la violencia y a la guerra en nombre de Dios o de la religión, nos comprometemos a hacer todo lo posible para erradicar las causas del terrorismo.

Nos comprometemos a educar a las personas en el respeto y la estima mutuos, a fin que se pueda llegar a una coexistencia pacífica y solidaria entre los miembros de etnias, de culturas y de religiones diversas.

Nos comprometemos a promover la cultura del diálogo a fin de que se desarrollen la comprensión y la confianza recíprocas entre los individuos y entre los pueblos, porque esas son las condiciones de una paz auténticas.

Nos comprometemos a defender el derecho de toda persona humana a llevar una vida digna, conforme a su identidad cultural, y a fundar libremente una propia familia.

Nos comprometemos a dialogar con sinceridad y paciencia, sin considerar lo que nos separa como una muralla insuperable, sino al contrario, reconociendo que el confrontarse con la diversidad de los demás puede convertirse en una ocasión de mayor comprensión recíproca.

Nos comprometemos a perdonarnos mutuamente los errores y los prejuicios del pasado y del presente, y a sostenernos unos a otros en el esfuerzo común para vencer el egoísmo y los abusos, el odio y la violencia, y para aprender del pasado que la paz sin justicia no es una paz verdadera. 

Oración por la Justicia y la paz

Señor, tú dijiste que cuantos trabajan por la paz serían llamados hijos e hijas  de Dios;
Concédenos entregarnos sin descanso a instaurar en el mundo la única justicia que puede garantizar a los hombres y mujeres la verdadera paz.

Señor, que con tu amor paternal gobiernas el mundo, te rogamos que todos los hombres a quienes diste un idéntico origen, constituyan una sola familia en la paz y vivan siempre unidos por el amor fraterno.

Señor, creador del mundo, bajo cuyo gobierno se desarrolla la marcha de la historia; atiende nuestras súplicas y concede la paz a nuestros tiempos difíciles.

Señor de la Paz, tú eres la misma justicia: por eso el hombre violento no te comprende ni el corazón cruel te acepta; haz que los buenos perseveren en el bien y los que están enfrentados recuperen la paz con el olvido del odio…Amén

Por tu Paz, Señor


Sin miedo a los nuevos retos
y con las puertas bien abiertas

¡POR TU PAZ, SEÑOR!
Con alegría y alejándome de la tristeza
sintiéndome llamado y comprometido
empujado y urgido a dar razón de Ti

¡POR TU PAZ, SEÑOR!
Sabiendo que, con tu aliento,
no temeré tormenta alguna
ni huracán alguno detendrá mi valor

¡POR TU PAZ, SEÑOR!
Si como Tomás, pido pruebas de tu existencia
muéstrame tu rostro por la fuerza de la Eucaristía
y, si como Tomás, no creo sino después de ver
hazme saber que, Tú Señor, caminas a mi lado

¡POR TU PAZ, SEÑOR!
Y si las dificultades asoman en el horizonte
que, Tú Señor, despejes con tu poder
aquello que entorpece mi labor de mensajero

¡POR TU PAZ, SEÑOR!
Porque en Ti confío
Porque en Ti espero
Y, de tu misericordia, agradezco tus desvelos
Y, de tu misericordia, espero tus caricias
Y, de tu misericordia, añoro tu abrazo
Y, de tu misericordia, deseo la paz verdadera
la paz que Tú sólo das
la paz que, sin Ti,
no la puede alcanzar el mundo
Amén.

Javier Leoz

Bienvenidos a un mundo mejor


















domingo, 10 de enero de 2021

Amar profundamente

Si tienes temor a algo, ámalo y verás que el miedo desaparecerá.
El amor es el poder que ilumina y elimina la oscuridad de la vida de las personas.
Al amar profundamente a algo, se aprende a apreciarlo y los defectos y problemas que esto cause realmente no van a perturbar el individuo.
Al amar a algo que se teme, se aprende lo que no se había pensado antes. Se entienden las razones y se aprende a respetar otra realidad.
El amor, mágicamente, convierte a la bestia más temible en la bella más adorable.
Es sólo probar y pronto se verá el cambio.

Mójate!


Darle vueltas al coco


sábado, 2 de enero de 2021

viernes, 1 de enero de 2021

Es tiempo de Amar

Es tiempo de dejar los propios intereses y salir al encuentro de los otros.
Es tiempo de abandonar aquello que nos aleja de los demás.
Toca entregarnos por entero aunque se nos vaya la vida en ello.
Es tiempo de compartir lo que somos y luchar por un mundo más justo.
Es tiempo de Amar. Amar hasta que nos duela el cuerpo.
Donar aquello que somos ofreciendo nuestra creatividad, inteligencia y constancia por el bien y la vida.
Es tiempo de Amar, no desde las palabras... desde los hechos.
Cada hora, cada minuto, cada segundo... encontramos a nuestro paso una oportunidad de renunciar al egoísmo y dar aquello que somos... solo hace falta voluntad.
Lo que hayamos dejado de hacer en este año 2020 ya quedará sin hacer para siempre y el bien que hayamos realizado perdurará en el tiempo.
Ha sido un año complejo, muy difícil y duro pero... aquí estamos contándolo y eso ya es un logro importante por el que damos gracias a Dios y a aquellos que lo han vivido a nuestro lado.
Es tiempo de Amar a tope, de sacar fuerzas de dónde no nos quedan, de luchar por la vida y de caminar con el único objetivo de Amar.
Querido 2021 ¡allá vamos doloridos y exhaustos pero... con fuerza para recibirte y dar lo mejor que somos y tenemos!
Adiós 2020... se abre paso la esperanza y confianza... es tiempo de Amar.

Encar_AM
www.reflejosdeluz.net