jueves, 2 de octubre de 2014

Argumentos para la Catequesis


Os dejamos un recurso muy interesante que puede serviros para trabajar algunos de los temas de las catequesis con niños ya que siempre hay cosas que nos cuesta un poco más explicarles. Es el temario del catecismo de la Conferencia Episcopal Española "Jesús es el Señor" adaptado de forma multimedia para los niños. Está disponible de forma gratuita.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Compartiendo vida... Fuerzas enfrentadas

A veces nos encontramos con fuerzas enfrentadas que nacen de formas diferentes de ser y de pensar.
Cuando no somos capaces de dialogar y llegar a acuerdos comunes surge dentro de nosotros la impotencia, el malestar y la rebeldía.
Con frecuencia queremos hacer a los otros parte de nosotros mismos, queremos igualarlos, que piensen y vivan las situaciones tal como lo hacemos nosotros.
Es fácil que nos unamos a grupos afines para luchar por un mismo interés o postura... unimos fuerzas para ganar a la fuerza opuesta...
El vencedor de esas batallas suele ser el más fuerte, el que más personas se lleva a su terreno. Pero la lucha por aquello en lo que pensamos y creemos cabalga sola... no se alía con nadie.
Es importante conocernos, esforzarnos por aquello en lo que creemos y respetar siempre al que es diferente a nosotros.

Encar_AM
reflejosdeluz@yahoo.es

Día Internacional de la No-Violencia (2 octubre)


Entrega sonrisas

Toma una sonrisa, regálala a quien nunca la ha tenido.
Toma un rayo de sol, hazlo volar allá en donde reina la noche.
Descubre una fuente, haz bañar a quien vive en el barro.
Toma una lágrima, ponla en el rostro de quien nunca ha llorado.
Toma una valentía, ponla en el ánimo de quien no sabe luchar.
Descubre la vida, nárrala a quien no sabe entenderla.
Toma la esperanza y vive en su luz. Toma la bondad y dónala a quien no sabe donar. Descubre el amor, y hazlo conocer al mundo.

Mahatma Gandhi

martes, 30 de septiembre de 2014

Suéltate

Un ateo cayó por un precipicio y, mientras rodaba hacia abajo, pudo agarrarse a una rama de un pequeño árbol, quedando suspendido a trescientos metros de las rocas del fondo, pero sabiendo que no podría aguantar mucho tiempo en aquella situación.
 Entonces tuvo una idea: «¡Dios!», gritó con todas sus fuerzas.
 Pero sólo le respondió el silencio.
 - ¡Dios!», volvió a gritar. «¡Si existes, sálvame, y te prometo que creeré en ti y enseñaré a otros a creer!»
 ¡Más silencio! Pero, de pronto, una poderosa Voz, que hizo que retumbara todo el cañón, casi le hace soltar la rama del susto:
- «Eso es lo que dicen todos cuando están en apuros».
- «¡No, Dios, no!», gritó el hombre, ahora un poco más esperanzado.
- «¡Yo no soy como los demás! Por qué había de serlo, si ya he empezado a creer al haber oído por mí mismo tu Voz? ¿O es que no lo ves? ¡Ahora todo lo que tienes que hacer es salvarme, y yo proclamaré tu nombre hasta los confines de la tierra!»
 - «De acuerdo», dijo la Voz, «te salvaré. Suelta esa rama».
 - «¿Soltar la rama?», gimió el pobre hombre. «¿Crees que estoy loco?»
 Se dice que, cuando Moisés alzó su cayado sobre el Mar Rojo no se produjo el esperado milagro. Sólo cuando el primer israelita se lanzó al mar, retrocedieron las olas y se dividieron las aguas, dejando expedito el paso a los judíos.

Santa Teresita del Niño Jesús (1 octubre)

En este día recordamos y celebramos el celo misionero de la  Patrona de las Misiones y modelo de la Cooperación Misionera Espiritual, Santa Teresita del Niño Jesús.

(1873-1897)
Carmelita de clausura, quien dedicó su vida a orar por las misiones y por los misioneros. Fue un ejemplo admirable en la cooperación misionera, porque aprovechaba los sacrificios diarios y sus oraciones para ofrecerlos en bien de las misiones. Por eso decimos que es una gran misionera, aunque nunca salió de su convento. Celebramos su fiesta el 1 de Octubre.

No entregues tu alma a la tristeza

No entregues tu alma a la tristeza, ni te atormentes a ti mismo con tus cavilaciones. La alegría de corazón es la vida del hombre, el regocijo del varón, prolongación de sus días. Engaña a tu alma y consuela a tu corazón, echa lejos de ti la tristeza; que ella ya perdió a muchos, y no hay utilidad en la tristeza. Envidia y malhumor los días acortan, las preocupaciones traen la vejez antes de tiempo. Un corazón radiante viene bien en las comidas, atiende a lo que come. 

Eclesiástico 30:21

Buenos Días para Ed. Primaria Semana del DOMUND

En este enlace podréis descargar un tríptico con oraciones de buenos días para Ed. Primaria

Encuentro de oración para el octubre misionero

En este enlace podréis descargar un documento con un encuentro de oración para el mes de octubre

¿Qué puedo hacer por los otros? (Octubre Misionero)

Como cristianos nos preguntamos: ¿Qué puedo hacer por los otros? ¿Cómo puedo asumir mi compromiso misionero?
Es importante  interesarnos por los otros, los más cercanos y los más lejanos… y sentir con ellos, compartir su aflicción: ¿quién es mi prójimo? ¿Dónde está mi hermano? ¿Qué hago por ellos y con ellos?
También podemos seguir nuestro camino de solidaridad universal: comprometernos en acciones de solidaridad, compromiso por la justicia, oración personal y en grupo, y decirle a Dios: "¡Aquí estoy Señor!". Como Pablo, como Javier, como Lucía, como tantos misioneros/as, sacerdotes, religiosos/as, laicos/as….de nuestros días, como tú y yo…

SALMO DEL MISIONERO
Tú llamas a seguirte y arrancas al hombre de los suyos.
Tú llamas a seguirte y pides vender todo y darlo por nada.
Tú llamas a seguirte y exiges perder la vida, perderla toda.
Tú llamas a seguirte, cargando con la cruz como revolucionario
del amor entre los hombres. Tu llamada es radical.
Tú llamas por el nombre y haces tuyo al hombre para siempre.
Tú llamas porque has amado primero y el amor es comunión.
Tú llamas porque eres bueno, porque tu corazón es fiesta.
Tú llamas y abres al hombre la voluntad del Padre.
Tú llamas y quieres hombres libres que te sigan.

Aquí estoy, Señor, quiero seguirte con mi corazón roto.
Aquí estoy, Señor del alba, quiero cambiar haciendo seguimiento.
Aquí estoy, Señor Jesús, da ritmo a mi proceso.
Aquí estoy, Señor, porque me has llamado, gracias.

Quiero ser luz en la noche de cada hombre. Luz.
Quiero ser palabra que despierte al hombre dormido.
Quiero se agua fresca que dé vida a la planta seca.
Quiero ser pan partido, roto, dado en abundancia.
Quiero ser copa que desborde lo íntimo de mi ser.
Quiero ser racimo de uvas exprimido en el lagar.

Que tu Espíritu, Señor, sea derramado sobre mi.
Que tu Espíritu, Señor, sea la fuerza de mi debilidad.
Que tu Espíritu, señor, me conduzca al hombre oprimido.

Que con tu Espíritu libere al hombre de los cepos.
Que con tu Espíritu arranque de los labios las mordazas.
Que con tu Espíritu quite las vendas de los ojos.
Que con tu Espíritu rompa las cadenas de los pies.
Que con tu Espíritu deje al hombre sin fronteras.

Señor del alba, quiero hacer camino en tu camino.
Señor del alba, quiero hacer verdad en tu verdad.
Señor del alba, quiero hacer vida en tu vida.
Señor del alba, aquí estoy a la voz de tu llamada.

Un corazón de carne

Acostumbrarte al estilo del Espíritu forma parte de tu tarea de evangelizador. Necesitas interiorizar. Porque evangelizar no es un activismo descontrolado, donde colabora más el que más cosas hace y más tareas desarrolla.

Necesitas que el Espíritu vaya ahondando en ti el mismo ser y el mismo estilo evangelizador de Jesús. Lo que el Espíritu quiere hacer en ti es que un día puedas llegar a decir con verdad: “Vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí”. Entonces serás el mejor evangelizador.

Que no te parezca una meta inalcanzable. A medida que crezcas en sencillez, serás testigo de la fuerza transformadora del Espíritu de Jesús. Déjate guiar por Él y deja que vaya haciendo de “tu corazón de piedra un corazón de carne”.

Octubre Misionero 2014 "El anuncio del Evangelio..."


Octubre Misionero 2014"Jesús los eligió..."