miércoles, 2 de septiembre de 2015

Compartiendo vida... Los proyectos

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos proyectando qué hacer en cada momento, que cosas queremos realizar y que metas nos proponemos alcanzar.
Los proyectos no siempre suponen grandes o difíciles acciones para conseguirlos, a veces son pequeños pasos que lentamente nos llevan a su consecución.
Hay proyectos sencillos en el día a día que no requieren mayor esfuerzo que el de seguir viviendo como lo hacemos habitualmente.
Sin embargo los proyectos importantes requieren de nuestra atención, pensamiento, realismo, vigor y oración pausada.
Ningún proyecto importante, en lo vital, se alcanza con un sólo paso... pero cada paso es necesario para alcanzarlo.
No dejes nunca de soñar tu propio sueño, de alcanzar tus propias metas, de reflexionar sobre lo que eres y lo que quieres ser, de vivir desde el proyecto que quieres realizar en el que sientes a Dios como centro de tu actuar.
Si das un primer paso vendrá un segundo, y un tercero, y un cuarto... y te darás cuenta de que los grandes proyectos están dentro de ti, tan sólo tienes que tener la valentía de cogerlos en la palma de tus manos, contemplarlos, mirarlos, mimarlos, ordenar y decidir qué quieres hacer con dichos proyectos.
El mejor proyecto de tu vida eres tú mismo, no lo dudes. 
Dios es el arquitecto, nosotros los constructores.

Encar_AM

40 píldoras de sabiduría


  1. Tú no eres tu trabajo. No eres la cantidad de dinero que tengas en el banco. No eres tus posesiones. Encuentra tu pasión. Busca lo que te inspire. Encuentra algo que te encante hacer y persíguelo con todo tu corazón. Puede que encuentres la forma de ganar dinero de esta manera. 
  2. El amor duele. Pero amar es mucho mejor que encerrarse en el miedo a que te hagan daño y no experimentarlo. 
  3. La comunicación y el respeto son las bases para una relación duradera. En una relación se necesitan tres cosas: ganas, amor y valores compartidos. 
  4. No te compares nunca con los demás. Es una pérdida de energía. Eres único y tienes tus propios dones para ofrecer al mundo. 
  5. Cuida tu salud: física, mental y espiritual. 
  6. No te quejes. Decide lo que vas a tolerar y llévate bien con la vida. 
  7. Establece tus límites; en el trabajo, la familia y las amistades. 
  8. Las cosas pequeñas también importan: con buenos modales se llega a cualquier parte. 
  9. Sé agradecido. Apunta las cosas por las que estás agradecido cada día. 
  10. Ten en cuenta que vas a fallar. El fracaso no es algo fatal. 
  11. Aprende las lecciones, vuélvete a levantar e inténtalo de nuevo. 
  12. Sueña cosas espectaculares. Te sorprenderás de lo que puede hacerse realidad. 
  13. Actúa con integridad en todo momento. 
  14. Llama a tus padres. Quizás te hayan puesto de los nervios, pero te han criado como mejor han sabido y podido. 
  15. Conoce tus valores. No dejes que nadie, por mucho que sea tu jefe o tu pareja, viole aquello en lo que crees. 
  16. No tienes por qué tener todo bajo control. 
  17. Mañana será otro día. Relájate. Respira hondo y con tranquilidad. 
  18. Escucha tu diálogo interno. 
  19. ¿Le hablarías así a alguien a quien quieres? 
  20. Corre riesgos y date un voto de confianza. Te crecerán las alas. 
  21. Sé servicial con los demás. Interésate por ellos. La gente siempre se acordará de lo que has hecho por ellos. 
  22. "No" es una frase completa. 
  23. No te estreses demasiado por tus decisiones. Las decisiones no tienen que ser para siempre. 
  24. Cultiva y alimenta las amistades. Con amor y cuidado pueden durar para siempre. Al mismo tiempo, no tengas miedo de cambiar de amigos. 
  25. Eres suficiente con lo que eres: perfecto en tu imperfección. 
  26. Aprende a aceptar los cumplidos. Sólo tienes que decir: "Gracias". 
  27. Atrévete a mostrar que eres vulnerable. De hecho, es el mayor acto de valentía. 
  28. Nunca estás solo. 
  29. Perdona. Primero a ti y después a los otros. Todos estamos juntos en esto. 
  30. Tu actitud siempre es una elección. 
  31. Ríete mucho. Pásatelo bien. 
  32. La magia ocurre fuera de tu zona de confort. 
  33. Aprende a quererte a ti mismo desde ahora. Cuanto más lo dejes y más mayor seas, más te costará.
  34.  No te preocupes por lo que piensen otras personas. Piensan en ti mucho menos de lo que imaginas.
  35.  Sigue tu intuición. Tu instinto tiene la respuesta. Siempre. 
  36. La felicidad empieza en ti. No esperes a que otra persona te haga feliz. 
  37. Trata de mantener tu estabilidad económica desde el principio. Ahorra el 10% de lo que ganes. La deuda no está nada bien. Hazte tu propia comida para llevártela al trabajo. Un cappuccino y un sándwich van sumando gastos cada día. La vida no es una carrera. 
  38. Párate y huele las rosas. En serio. 
  39. Cuando te veas agobiado, pregúntate: "¿Dentro de cinco años esto seguirá siendo un problema?". 
  40. Los cambios ocurren. Es una de las grandes verdades de la vida. Aprende a adaptarte a ellos.

Fuente: Huffington post

No me elegisteis vosotros a mi


No eres evangelizador por tu propia cuenta. Es cierto que, un día, te ofreciste para serlo. Pero estabas respondiendo a una llamada.

La misma llamada que hizo Jesús a sus apóstoles y discípulos para que fueran sus compañeros en el anuncio de la Buena Noticia a los hombres, especialmente a los más pobres.. Aunque tú la hayas percibido por medios muy humanos, la llamada a ser evangelizador la has recibido de Dios. Dios te necesita. Dios nos necesita.

La semilla de la fe que recibiste en tu bautismo ha dado su fruto. Te has sentido “consagrado” al Señor y “exigido” por Él para anunciar a los hombres la maravilla de su salvación. Tu llamada no es un título de honor; es una vocación de servicio. Vívela así en todo lo que haces por la causa del evangelio.

Necesitas cultivar, alimentar y cuidar tu propia fe. Como evangelizador  (monitor) no eres funcionario de una organización, a la que prestas tu colaboración activista; ni un voluntario de una institución altruista, con cuyos fines humanitarios te identificas. 

A su llamada creadora debes tu existencia como persona, como creyente y como evangelizador o monitor: Por tu mérito no puedes apuntarte ningún tanto en este sentido, pero tu capacidad te viene de Dios.

No te preguntes por qué te ha llamado. Si miras a tu alrededor encontrarás a gente mejor que tú, más preparada, con más gancho. Y, sin embargo, ahí estás tú. Dios te ha llamado y te da miedo. Hasta le puedes decir: “mira que no sé hablar”. Pero Él te responderá siempre: “venga, no temas, que yo estoy contigo”. Su llamada te fortalece y te da el ánimo que necesitas.

Las llamadas son diferentes. No todos somos llamados para lo mismo. Pero todos tenemos la responsabilidad de que no falte la respuesta a ninguna de ellas. Ningún evangelizador debe ser indiferente: la responsabilidad es de todos.

Si no quieres sufrir, no ames


Dinámicas para el inicio de Curso

La pelota preguntona
Los estudiantes se sientan en círculo y se van pasando la pelota hasta que el profesor haga una señal para detener el ejercicio. La persona que se ha quedado con la pelota en la mano se presenta al grupo y dice su nombre, edad y aficiones. El juego continúa hasta que todos los alumnos hayan tenido la pelota en la mano. En caso de que la pelota caiga en manos de un alumno que ya se ha presentado, el resto del grupo tendrá derecho a hacerle una pregunta.

Primera Letra 
Se trata de una dinámica muy sencilla en la que los estudiantes tienen que escribir en un papel la primera letra de:
su plato preferido
su bebida preferida
su color favorito
su animal favorito
su deporte preferido
su pasatiempo preferido
su ciudad favorita
su dulce favorito
el mejor regalo que han recibido
la palabra española que más les gusta
El juego consiste en que por parejas, en grupos o entre toda la clase se deberá adivinar la palabra elegida para cada categoría. De esta forma no sólo se recuerda vocabulario de años anteriores de una forma lúdica, sino que los estudiantes aprenden a conocerse un poquito mejor. Es una actividad ideal para alumnos de nivel B1 a C2.

Cita a ciegas
Este ejercicio es recomendable para adultos o jóvenes de distintas nacionalidades que ya cuenten con un nivel mínimo de A2 y que no se conocen, ya que de esta manera su vehículo de comunicación es únicamente el español. Los estudiantes deberán sentarse por parejas uno enfrente del otro formando un círculo y tendrán un minuto para conocerse mejor. A la señal del profesor (por ejemplo cuando suene la alarma, el profesor pare la música de fondo o toque el silbato, etc.), uno de los integrantes de cada pareja se cambiará hacia su derecha e intentará conocer y darse a conocer a su nuevo compañero en sólo un minuto. La rotación de alumnos se repetirá hasta que todos hayan entablado conversación con todos.

Léeme
Al igual que la dinámica de presentación anterior, ésta está recomendada para grupos que aún no se conocen. Cada estudiante recibe un folio o tarjeta en la que deberá cumplimentar una serie de información sobre sí mismo: nombre, edad, nacionalidad, hobbies, lo que me gusta y lo que no me gusta, comida preferida, película favorita, música preferida, etc. Se colocará dicha tarjeta en el pecho y se paseará por la clase relacionándose con el resto de sus compañeros y leyendo las tarjetas que los demás alumnos llevan pegadas o colgadas en el pecho. Al final de la clase el profesor aprovechará para formular preguntas acerca de quiénes concordaron en edad, gustos, hobbies, etc.

Dos buenas noticias
Esta actividad está pensada para alumnos que ya cuentan con un nivel mínimo de A2. El profesor empieza diciendo: "A diario recibimos noticias, buenas o malas. Algunas de ellas han sido motivo de gran alegría, por eso las recordamos con mayor nitidez. Hoy vamos a recordar esas buenas noticias". En primer lugar, los estudiantes deberán anotar en una hoja las dos noticias más felices de su vida (5 minutos). Posteriormente se sentarán formando un círculo y empezando por el propio profesor, uno a uno comentará sus noticias. En cada ocasión, los demás compañeros podrán opinar y formular preguntas. 

La estrella
Cada alumno recibe un folio con una estrella y deberá apuntar en cada punta de la estrella una palabra o número que sea importante en su vida. Después se colgará o pegará la estrella en el pecho y el resto de sus compañeros deberá adivinar a qué hacen referencia esos números y palabras y porqué son importantes en su vida.

martes, 1 de septiembre de 2015

Comunidad interior

"Aquellos a quienes has amado profundamente se vuelven parte de tí. Cuanto más tiempo vives, siempre habrá más gente para amar y para volverse parte de tu comunidad interior.
Cuanto más amplia se vuelva tu comunidad interior, mas fácil sera reconocer a tus hermanos y hermanas en los extraños que te rodean. Quienes están vivos en tu interior reconocerán a quienes están vivos a tu alrededor.
Cuanto más amplia sea la comunidad dentro de tu corazón, más amplia será la comunidad a tu alrededor. Así, el dolor del rechazo, la ausencia o la muerte se pueden volver útiles.
Si, si amas profundamente, el piso de tu corazón se abrirá más y más, pero tú te regocijarás en la abundancia de los frutos que dé".

Henri NOUWEN

Días mundiales de Septiembre

8 de Septiembre Día Internacional de la Alfabetización
8 de Septiembre Día Mundial de la Fibrosis Quística
8 de Septiembre Día del Cooperante
10 de Septiembre Día Internacional para la prevención del suicidio
10 de SeptiembreSemana Europea del cáncer de pulmón
11 de Septiembre Diada en Cataluña
15 de Septiembre Día Europeo de la Salud Prostática
15 de Septiembre Día Internacional de la Democracia
16 de Septiembre Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono
16 de Septiembre Día Mundial del Linfoma
21 de Septiembre Día Internacional de la Paz
21 de Septiembre Dia Mundial del Alzheimer
22 de Septiembre Día Europeo sin coches
23 de Septiembre Día Internacional en contra de la explotación y tráfico de mujeres
25 de Septiembre Día Mundial del Corazón
26 de Septiembre Día Europeo de las Lenguas
27 de Septiembre Día Mundial del Turismo
28 de Septiembre Día Mundial de la rabia
29 de Septiembre Día Mundial de la Retinosis Pigmentaria
30 de Septiembre Día Marítimo Mundial

Recursos para el inicio de Curso

En la web Reli en Grande encontramos una recopilación de recursos interesantes para el inicio de curso que os enlazamos aquí

Los valores




















Plantillas de horarios escolares













Aprender a aprender "El alfarero"

El amor crece...


viernes, 28 de agosto de 2015

Vivir el Domingo 22º del Tiempo Ordinario - Ciclo B

Marcos 7,1-8.14-15.21-23:
En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén, y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos. (Los fariseos, como los demás judíos, no comen sin lavarse antes las manos restregando bien, aferrándose a la tradición de sus mayores, y, al volver de la plaza, no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras muchas tradiciones, de lavar vasos, jarras y ollas.)
Según eso, los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: «¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?»
Él les contestó: «Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: "Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos." Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.»
Entonces llamó de nuevo a la gente y les dijo: «Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro.»

NO AFERRARNOS A TRADICIONES HUMANAS

     No sabemos cuándo ni dónde ocurrió el enfrentamiento. Al evangelista solo le interesa evocar la atmósfera en la que se mueve Jesús, rodeado de maestros de la ley, observantes escrupulosos de las tradiciones, que se resisten ciegamente a la novedad que el Profeta del amor quiere introducir en sus vidas.
     Los fariseos observan indignados que sus discípulos comen con manos impuras. No lo pueden tolerar:«¿Por qué tus discípulos no siguen las tradiciones de los mayores?». Aunque hablan de los discípulos, el ataque va dirigido a Jesús. Tienen razón. Es Jesús el que está rompiendo esa obediencia ciega a las tradiciones al crear en torno suyo un "espacio de libertad" donde lo decisivo es el amor.
     Aquel grupo de maestros religiosos no ha entendido nada del reino de Dios que Jesús les está anunciando. En su corazón no reina Dios. Sigue reinando la ley, las normas, los usos y las costumbres marcadas por las tradiciones. Para ellos lo importante es observar lo establecido por "los mayores". No piensan en el bien de las personas. No les preocupa "buscar el reino de Dios y su justicia".
     El error es grave. Por eso, Jesús les responde con palabras duras: «Vosotros dejáis de lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres».
     Los doctores hablan con veneración de "tradición de los mayores" y le atribuyen autoridad divina. Pero Jesús la califica de "tradición humana". No hay que confundir jamás la voluntad de Dios con lo que es fruto de los hombres.
     Sería también hoy un grave error que la Iglesia quedara prisionera de tradiciones humanas de nuestros antepasados, cuando todo nos está llamando a una conversión profunda a Jesucristo, nuestro único Maestro y Señor. Lo que nos ha de preocupar no es conservar intacto el pasado, sino hacer posible el nacimiento de una Iglesia y de unas comunidades cristianas capaces de reproducir con fidelidad el Evangelio y de actualizar el proyecto del reino de Dios en la sociedad contemporánea.
     Nuestra responsabilidad primera no es repetir el pasado, sino hacer posible en nuestros días la acogida de Jesucristo, sin ocultarlo ni oscurecerlo con tradiciones humanas, por muy venerables que nos puedan parecer.
José Antonio Pagola

miércoles, 26 de agosto de 2015

Festividad de San Agustín (28 agosto)


Fiesta de Santa Mónica y San Agustín (27 y 28 de agosto de 2015)


Ama y haz lo que quieras


¡Atrévete a querer, a darte a conocer con lo que eres y desde lo que eres!.
Atreverse a querer es de personas sencillas, profundas, que sienten y viven para y por los otros.
Atreverse a querer supone un riesgo, a veces el cariño puede no ser correspondido y eso conlleva sufrimiento porque quisiéramos que las cosas fueran diferentes; pero también es cierto que aquellos que aman son mucho más felices que aquellos que guardan lo que son para sí mismos.
Querer es abrir el corazón a otra persona, confiar plenamente, sentir los latidos propios y los de los demás.
El "querer" no es algo que nos podamos proponer, el cariño viene por si solo y se va fortaleciendo con el encuentro, la sinceridad y confianza.
¡Atrévete a querer! a pesar de todo y sobre todo pues te aseguro que nada dará mayor felicidad a tu vida que el hecho de amar y ser amado.
San Agustín dijo "Ama y haz lo que quieras"... que tu amor sea universal, duradero, sincero y, sobre todo, que seas capaz de expresarlo en voz alta con tu vida, con tus gestos, con tu entrega, con tu apertura a los otros y con tu caridad siempre latente.

Encar_AM

Recursos pastorales para el inicio del nuevo curso 2015-16

Comenzamos un nuevo curso queriendo ser reflejos de luz en el mundo.
Os ofrecemos estos materiales de pastoral:

Maestro ¿quién eres?
Parábola del estudiante
Al comienzo de un nuevo curso
Oración del profesor
Decálogo del nuevo curso
Padre nuestro que estás en el Colegio
La vuelta al cole
Abecedario del educador
Trabajar en común, como las hormigas
Bienaventuranzas del profesor
Decálogo para el curso
Utensilios cristianos para el curso
Receta optimista para el curso pastoral
Oración del alumno
Levántate y ponte en camino
Nuevo curso, motivación y religión
Ponte las pilas, comienza un nuevo curso
Decálogo para el nuevo curso 2015-16

Decálogo para el nuevo curso 2015-16


Ya seas profesor, catequista, alumno o catecúmeno, te conviene marcar bien el rumbo del nuevo curso que comienza. Para marcar bien el rumbo hay que tener clara la meta a la que queremos llegar y los medios con los que contamos para hacerlo. Poner a punto todo antes de emprender el viaje es una obligación. Una vez preparados... a navegar.

1.- Que los errores del año pasado no te impidan avanzar en aquellos proyectos e ideales que te marcaste: aportará ilusión a tu trabajo.

2.- Vive con intensidad lo que haces. Cuando uno disfruta con lo que aprende o enseña, se nota. No pongas “el piloto automático”.

3.- Aprecia lo que realizas. No siempre solemos conseguir lo que pretendemos. Hay que caminar hacia adelante con lo que tenemos.

4.- Respeta a las personas que están delante de ti. Si eres profesor, llena de sabiduría a tus alumnos. Si eres alumno, valora el esfuerzo de los que intentan abrirte horizontes.

5.- Sé consciente de tus limitaciones. Con ello conseguirás dos cosas: la humildad y el que los demás te puedan ayudar.

6.- Encomienda a Dios tus afanes. El te dará la serenidad ante las dificultades, la sabiduría ante los retos, la constancia cuando te ronde la debilidad.

7.- Sé persistente en tu responsabilidad. Educar, ni ser educado, es fácil. En el día de mañana se agradecen dos cosas: las personas que se desgastaron por nosotros y los conocimientos adquiridos.

8.- Reflexiona sobre los frutos del pasado curso e, intenta, alcanzar aquellos objetivos que no fueron cumplidos.

9.- Muéstrate delicado en tus expresiones físicas y verbales. No por ser espontáneo ni duro, somos más personas ni más respetados. Todo lo contrario.

10.- Defiende tus ideales cristianos. Que se te vea contento de tu pertenencia a la iglesia de tu amistad con Cristo. Tendrás tu recompensa.