lunes, 21 de julio de 2014

Papa Francisco: La violencia no se vence con la violencia. ¡La violencia se gana con la paz!

Papa Francisco: La violencia no se vence con la violencia. ¡La violencia se gana con la paz!

Tras el ángelus del domingo 20 de julio, nueva llamada del Papa Francisco a la paz y la oración por Oriente Medio y por Ucrania:

Y a vosotros aquí, en la plaza, y a todos los que nos siguen por la televisión, invito recordar en la oración. Les exhorto, a perseverar en la oración por las situaciones de tensión y de conflicto que persisten en diferentes partes del mundo, especialmente en Oriente Medio y Ucrania. El Dios de la paz suscita en todos un auténtico deseo de diálogo y de reconciliación. La violencia no se vence con la violencia. ¡La violencia se gana con la paz! Recemos en silencio pidiendo la paz. Todos en silencio.

Jesús llegó fatigado al pozo

... Jesús llegó fatigado al pozo, como lo estamos nosotros; es por nuestro camino, camino de vida, la siembra de pasos que se hacen realidad, la vida de la Palabra que se ha hecho carne.

Sería bueno que pudieramos compartir nuestros deseos del corazón... reconocer juntos, en el brocal del pozo o descansando junto a la FUENTE, qué es lo que pedimos de  su Agua.

“Dios mío, ¿dónde moras?
Cuanto siento cerca de mí tu presencia,
respiro hondo y pego gritos 
de alegría y alabanza,
como cuando se celebra una fiesta.
Pero, ¡ay!, yo sigo estando triste
al comprobar que vuelvo a caer en las andadas
y me deslizo por el abismo.
A veces hasta me siento identificado con el mismo abismo.

Caminaré siempre en tu presencia

Caminaré siempre en tu presencia
por el camino de la vida.
Caminaré entre el cemento de la ciudad
o el barro polvoriento de los pueblos.
Porque luz es tu palabra para mis pasos,
luz en mi sendero, calor en medio del invierno.

Caminaré a pie descalzo
con la única riqueza de tu corazón,
con el único gozo de saber que eres mi tesoro.

Señor, acompaña con tu música
mis pasos cansados de la vida.
Hazte compañero inseparable
de mis caídas y tribulaciones.
Dime en medio de la noche
que debo caminar
guiado por tu estrella,
sabiendo que tú eres mi garantía,
mi confianza absoluta,
mi “carnet de identidad”.

Camina, Señor, conmigo;
acércate a mis pisadas;
ábreme  de par en par tus grandes secretos
y enséñame a gozar en el camino
de las pequeñas cosas que me regalas,
sabiendo siempre ir más allá,
sin quedarme en las cunetas de los caminos,
porque sé que tú alimentas mi lámpara,
que madrugas al alba,
que eres el camino de mis pisadas,
el gozo de estar en ti como mi meta. Amén.

Volverse a ti

Oh Dios, separarse de Ti es caer, volverse a Ti es levantarse, permanecer en Ti es sentirse seguro. Alejarse de Ti es morir, volver a Ti es vivir, morar en Ti es revivir.
Abandonarse es perderse, buscarte es amar, verte es poseerte. La fe nos empuja hacia Ti, la esperanza nos guía hasta Ti, la caridad nos une a Ti.
San Agustín

Dejaos quemar

Dejaos quemar por la presencia viva de Jesús, el Señor.
Sed antorchas encendidas y encended los corazones.
Que todas reflejen la luz de Cristo.
Que todas sean luz de esperanza en este siglo XXI que el Señor nos regala...
Sed corazones ardientes que llevan y transportan siempre el amor de Dios a los hombres.

Tened el corazón de apóstol.¡Un corazón de fuego!
Tened el corazón de María que llevó en Ella la intensa llama del amor vivo al pie de la Cruz!

Dejaos quemar por la presencia viva de Cristo.
Acercaos a su persona, a su vida, a su Evangelio, a la Eucaristía, al hermano...
Reconocedle, adorarle, servidle...

Lo que el dinero no puede comprar (VIdeo)

Emotivo vídeo para reflexionar sobre lo que en realidad debería ser una vida feliz plena juntos a nuestro prójimo.

Siempre hay una oportunidad para empezar de nuevo


La vida... con humor

- Este era un señor tan, pero que tan feo, que busco la palabra feo en el diccionario y salía su foto.

domingo, 20 de julio de 2014

El Señor es mi Pastor, nada me falta

El Señor es mi Pastor, nada me falta:
en verdes praderas me hace recostar;

me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas;
me guía por el sendero justo,
por el honor de su nombre.

Aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tu vas conmigo:
tu vara y tu cayado me sosiegan.

Preparas una mesa ante mí,
enfrente de mis enemigos;
me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa.

Una acción creativa para un mundo mejor

"El futuro ministro cristiano no puede ser considerado de manera alguna como alguien preocupado solamente por ayudar a los individuos a adaptarse a las demandas del mundo. De hecho, el líder cristiano, capaz de ser un contemplativo crítico, será un revolucionario en un sentido absolutamente real. Porque probando todo lo que ve y escucha, para darse cuenta de su autenticidad evangélica, es capaz de cambiar el curso de la historia y arrancar a las personas de sus paroxismos, orientándolas hacia una acción creativa, que construirá un mundo mejor. 
No respalda cualquier bandera de protesta para estar al día con los que expresan su frustración más que sus ideas. Tampoco se une fácilmente a los que piden mayor protección, más policía, más disciplina y más orden. Mirará de forma crítica todo lo que pasa a su alrededor y tomará sus decisiones, basadas en una mirada interior a su propia vocación y no en el deseo de popularidad o en el miedo a ser rechazado. Criticará a los que protestan tanto como a los que se dedican a contemplarlos, cuando los motivos de ambos para esa actitud pasiva o revolucionaria sean falsos y sus objetivos dudosos".

Henri Nouwen
"El sanador herido"

Para caminar

“Para caminar con más confianza hacia la verdad, la misma Verdad, Dios, el Hijo de Dios, tras asumir al hombre sin anular a Dios, fundó y estableció esa misma fe a fin de que el hombre tuviera camino hacia el Dios del hombre mediante el hombre Dios. Pues éste es el mediador por ser hombre y por esto también camino. De este modo, si entre quien se dirige y el lugar a que se dirige hay un camino, existe la esperanza de llegar; y si faltase o se desconociese por dónde había de ir, ¿de qué sirve conocer adónde hay que ir? Hay un solo camino que excluye todo error: que sea uno mismo Dios y hombre. A donde se camina, Dios; y por donde se camina, el hombre.” 
(Ciudad de Dios, 11,2)

Pidiendo luz

Alúmbrame, buen Jesús,
con la claridad de tu lumbre interior,
y quita de la morada de mi corazón toda tiniebla.

Manda a los vientos y tempestades.
Di al mar: sosiégate; y al cierzo: no soples; y habrá gran bonanza.

Envía tu luz y tu verdad para que resplandezcan sobre la tierra, porque soy tierra vana y vacía hasta que Tú me alumbres.
Derrama de lo alto tu gracia;
Riega mi corazón con el rocío de tu amor;
concédeme las aguas de la esperanza para sazonar la superficie de la tierra y produzca fruto bueno.

Levanta el ánimo oprimido
y emplea todo mi deseo en las cosas del cielo.
Úneme a Ti con el vínculo inseparable de la fe y el amor;
porque Tú sólo bastas al que te ama,
y sin Ti todas las cosas son relativas...

El amor...