lunes, 3 de agosto de 2015

A vosotros os llamo amigos


A vosotros, que compartís mi proyecto
y lo lleváis a cabo;
a vosotros, que recibís mi Palabra
y la ponéis en práctica;
a vosotros, que os reunís en mi nombre
y evocáis mi presencia, os llamo amigos.

A vosotros, que sois fuertes
en vuestra debilidad;
a vosotros, que os mantenéis firmes en la opción evangélica;
a vosotros que progresáis en la fe puesta en acción, os llamo amigos.

A vosotros, dispuestos a dar la cara, a arrimar el hombro, a echar una mano;
a vosotros con quienes se puede contar de manera incondicional para toda buena causa,
os llamo amigos.

A vosotros que afrontáis la realidad e intentáis mejorarla;
a vosotros, que no renunciáis a la utopía y camináis hacia ella;

A vosotros, que dáis una oportunidad a un futuro mejor, os llamo amigos.
A vosotros, que celebráis lo que creéis y compartís lo que tenéis;
a vosotros en la fiesta y juntos en la lucha;
a vosotros que tenéis mis sentimientos y mi Espíritu, os llamo amigos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario