martes, 8 de septiembre de 2015

Nuevo curso, motivación y Religión

Nunca está demás una buena dosis de motivación para los alumnos que se incorporan al curso después de las vacaciones de verano. Los educadores tenemos un nuevo reto cada curso que comienza: enseñar, educar y para eso es esencial  motivar. Creo sinceramente que desde el área de Religión –pese a las dificultades que tiene  la asignatura en el sistema educativo-  es especialmente fácil esta dosis de motivación, porque la asignatura ayuda a encontrar respuestas a las grandes cuestiones sobre el sentido de la existencia y ofrece a los jóvenes un horizonte de vida y esperanza. En este mundo acelerado, que corre y corre sin saber muchas veces a dónde va, hemos de ofertar serenamente VALORES duraderos que llenen el corazón de felicidad.
Lejos de cualquier actitud proselitista, siempre desde el respeto a otras opciones, animamos a PADRES  y ALUMNOS  a que apunten a sus hijos en la asignatura de RELIGIÓN.

Ahora ofrecemos una canción especialmente interesante para motivar a los jóvenes…
Nico, el autor de una de ellas dice esto:

"Son muchos los jóvenes, y no tan jóvenes, que andan tratando de atisbar las señales que apunten a una vida plena, por eso, esta canción expresa una actitud vital de apertura, de inquietud, ahonda en la necesidad de encontrar sentido y dar razón vital a la existencia. Es una llamada a buscar algo más, a abrir los ojos, los oídos, los sentidos y el corazón a la llamada, a la propuesta de felicidad del Dios de la Vida."

No hay comentarios:

Publicar un comentario