domingo, 11 de septiembre de 2016

Trabajar en común... como las hormigas


El trabajo de las hormigas y sus ocupaciones son muy parecidas a las de las personas. Siempre se han caracterizado por su laboriosidad. Realizan todo tipo de trabajos, vamos a ver algunos. 

Hay hormigas carpinteras que se introducen en las madera y la dejan hueca por dentro. Existen también hormigas recolectoras que viven de las semillas y de las hojas que reúnen y almacenan para alimentarse durante el invierno. Éstas son las más previsoras. Hay hormigas guerreras que son las que defienden los hormigueros de las agresiones externas. La hormiga albañil se encarga de hacer los enormes hormigueros. También esta la hormiga reina, cuya misión es poner huevos y hacer que nazcan nuevas hormigas...

En una cosa coinciden todas las hormigas: en el trabajo, la laboriosidad y el sentido de grupo. Estos pequeños y diminutos animales nos dan ejemplo de trabajo bien hecho y de constancia al trabajar unidos. Las hormigas poseen 

Una distribución social muy interesante. Cada una realiza el trabajo que le ha sido encomendado para beneficio del grupo. Lo más importante no es lo que hace cada una sino lo que son capaces de hacer juntas. Así cuando llega el frío invierno todas las hormigas tienen alimentos y enormes hormigueros donde descansar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario