lunes, 16 de octubre de 2017

Lo importante es lo que me mueve


“El Espíritu del Señor está sobre mí… Él me ha ungido y me ha enviado”. Como evangelizador compartes esta misma conciencia de Jesús. El mismo Espíritu que ungió y envió a Jesús te ha ungido también a ti y te ha enviado.

No te quedes ahí, atrévete a responder al envío. Cuando escuchas que el Señor te dice: “ve y dile a mis hermanos…” te ocurre lo que a todos los enviados: tienes miedo; y también se te ocurre pensar: “pero, ¿quién soy yo…?” Y más aún en tu colegio, donde la gente te conoce…, y te agarra por dentro eso que llamamos “el respeto humano”, el “qué dirán”.

Es verdad, muchos van a decir: “pero, ¿quién es éste?”, “¿qué se ha creído?”. También lo dijeron de Jesús sus paisanos, y hasta “se escandalizaron de Él”. Si Jesús hubiera hecho caso al que dirán” no hubiera pasado de ser un buen carpintero de Nazaret.

No hay comentarios:

Publicar un comentario