domingo, 13 de diciembre de 2015

Preparando el camino

"Preparad el camino al Señor, allanad las sendas" (Mt.3,3)
Los caminos fueron creados para facilitar un trayecto concreto, para no perdernos, para poder transitar de un lugar a otro sin barreras ni dificultades.
De esa manera, los caminos son espacios sin los cuales sería muy difícil viajar.
El mensaje del Evangelio es claro y preciso "Preparad el camino al que llega para darnos paz, para traer un mensaje de Amor a la humanidad".
Es necesario que construyamos esos caminos en nuestro interior. Si no dedicamos esfuerzo y tesón a ello nuestro corazón estará cargado de piedras y maleza que dificultará el paso de Jesús por nuestra vida.
Allanemos la senda de nuestra vida, limpiemos de impurezas nuestro vivir diario para poder formar un sendero que facilite el paso del amor, gratuidad, entrega y compasión.
Si abrimos nuestro corazón a la verdad el paso de Dios estará latente en adviento y el resto del año.
¡Allanemos los caminos! ¡Jesús lo necesita para poder llegar a nuestro interior!

Encar_AM

No hay comentarios:

Publicar un comentario