domingo, 17 de enero de 2016

Día escolar por la paz y la no violencia

Pronto celebraremos el Día Escolar de la Paz y la No violencia, declarado por la ONU. 
En este día recordamos, que a finales de enero de 1948, fue asesinado Gandhi, quién había logrado la independencia de la India mediante la no violencia y la resistencia pacífica.
Desde el cristianismo se nos recuerda en que consiste la paz auténtica y verdadera:
1- Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán los hijos de Dios. Dichosos los no violentos, los que sois mansos y humildes de corazón; los que no usáis la fuerza para hacer triunfar el derecho. Dichosos los que habéis renunciado a la agresividad y a la venganza: al “ojo por ojo y diente por diente”. Feliz el que no responde a la injuria, ni responde a la violencia con violencia. 
2- Felices los que cuando os piden, dais: los que cuando veis al que os necesita, no le volvéis la cara. Dichosos los que tenéis la paz en el corazón, porque amáis. Felices vo¬sotros. Pero más felices aún seréis si sois capaces de amar a vuestros enemigos. ¡Así os diferenciáis de los paganos! Bienaventurado el que devuelve bien por mal, amor por odio; el que rechaza el pecado, pero sigue estimando al que lo ha hecho. 
3- ¡Dichosos vosotros, los que renunciáis a hacer disparos! ¡Dichoso el que está en contra de toda guerra, de la carrera de armamentos, de la espiral del terror que está sembrando la historia de muertos! ¡Felices vosotros, los amigos de todos los hombres y de todos los pueblos! ¡Dichosos los que empeñan su vida en cambiar las bombas, los barcos, los aviones y cohetes, por pan, salud, cultura y dignidad para los hombres! 
4- ¡Dichosos los que trabajan por la paz porque ellos se llamarán hijos de Dios! 
Pidamos al Señor por las personas que en estos momentos son víctimas inocentes de las guerras, del terrorismo, de los fanatismos, del odio entre hermanos... y pedimos para ellos la paz. A nosotros haznos para los demás Instrumentos de tu paz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario