jueves, 26 de junio de 2014

Se presenta el Instrumentum Laboris para el Sínodo Extraordinario sobre la Familia

El cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los Obispos, presentó hoy en el Vaticano el instrumento de trabajo de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, que se celebrará del 5 al 19 de octubre de 2014, y que lleva el título «Los desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización». El purpurado explicó que es resultado de las respuestas al cuestionario de 39 preguntas sobre la realidad de la familia que se envió a los episcopados.

(Aica/InfoCatólica) El Instrumentum Laboris, es el resultado de la investigación promovida por el Documento Preparatorio, que incluía un cuestionario de 39 preguntas el cual «ha recibido una acogida positiva y una amplia respuesta, tanto del pueblo de Dios como en la opinión pública general», ha indicado el cardenal Baldisseri.
Asimismo, ha precisado que se han celebrado tres reuniones del Consejo de Secretaría, dos reuniones interdicasteriales, la difusión de la Oración del Papa por el Sínodo de la familia, realizadas en tres Basílicas dedicadas a la Sagrada Familia (Nazaret, Loreto y Barcelona), numerosas intervenciones del Secretario general, conferencias y simposios.
Evangelio de la familia
El texto se divide en tres partes, según el Documento Preparatorio. La primera parte, ha explicado el cardenal Baldisseri, está dedicada al Evangelio de la familia, el plan de Dios, el conocimiento bíblico, magisterial y la recepción de la ley natural y de la vocación de la persona. «El hallazgo del escaso conocimiento de la enseñanza de la Iglesia pide a los trabajadores pastorales una mayor preparación y el compromiso a favorecer la comprensión por parte de los fieles, que viven en contextos culturales y sociales diferentes», ha precisado.
Desafíos pastorales
La segunda parte afronta los desafíos pastorales inherentes a la familia, como la crisis de la fe, las situaciones críticas internas, las presiones externas y otros problemas. «A la responsabilidad de los pastores compete la preparación al matrimonio, hoy cada vez más necesaria, para que los novios maduren su elección como adhesión pastoral de fe al Señor, para edificar su familia en bases sólidas», ha observado el purpurado.
Al respecto, ha señalado que son consideradas de forma particular las situaciones pastorales difíciles «que tienen que ver con las parejas que viven juntas y las parejas de hecho, los separados, los divorciados, los divorciados vueltos a casar y sus hijos, las madres adolescentes, los que se encuentran en condiciones de irregularidad canónica y los que piden el matrimonio sin ser creyentes o practicantes». El Secretario del Sínodo ha señalado que urge permitir a las personas heridas sanar y reconciliarse. Por eso, «es necesaria una pastoral capaz de ofrecer la misericordia que Dios concede a todos sin medida».
Con respecto a las parejas que conviven, con vínculo jurídico o sin él, ha añadido que «la Iglesia siente el deber de acompañar estas parejas en la confianza de ser capaz de llevar una responsabilidad, como la del matrimonio, que no es demasiado grande para ellos».
Sobre los divorciados vueltos a casar «que viven con sufrimiento su condición de irregulares en la Iglesia», ha dicho, la Iglesia desea «encontrar soluciones compatibles con su enseñanza, que conduzcan a una vida serena y reconciliada».
A propósito de esto, dijo, se contempla la necesidad de simplificar y acelerar los procedimientos judiciales de nulidad matrimonial.
El cardenal también ha señalado la importancia de hacer cursos de formación al matrimonio mejores cualitativamente y hacer un seguimiento al matrimonio después de la boda. 
Apertura a la vida y transmisión de la fe a los hijos
La tercera parte del documento indicó el cardenal Baldisseri, presenta en primer lugar «las temáticas relativas a la apertura a la vida, como el conocimiento y las dificultades en la recepción del Magisterio, las sugerencias pastorales, la praxis sacramental y la promoción de una mentalidad abierta a la vida». Sobre la responsabilidad educativa de los padres, «emerge la dificultad en el transmitir la fe a los hijos, que se concretiza en la iniciación cristiana.
Por otro lado, el purpurado ha indicado que el tema de la próxima Asamblea General Ordinaria del 2015 es «Jesucristo revela el misterio y la vocación de la familia».
Dos etapas en el estudio de los temas de la familia según Cristo
El Instrumentum laboris es entregado a los miembros de derecho de la Asamblea Sinodal para que sea estudiado y valorado por las respectivas Conferencias Episcopales, para llegar a la presentación de la intervención que cada presidente ofrecerá a la Asamblea, como aportación específico a los trabajos sinodales.
Por otro lado, el purpurado ha indicado que este documento da una visión de la realidad familiar en el contexto actual, que es el comienzo de una reflexión profunda cuyo desarrollo se realizará en dos etapas: la Asamblea General Extraordinaria (2014) y la Ordinaria (2015), estrechamente unidas por el tema de la familia a la luz del Evangelio de Cristo. Los resultados de la Asamblea Extraordinaria serán utilizados para la preparación del Instrumentum Laboris de la Asamblea Ordinaria, después de la cual será publicado un Documento final, sometido a la decisión del Santo Padre.
Al finalizar, el cardenal Baldisseri ha informado que el domingo 28 de septiembre habrá un jornada de oración por el Sínodo así como la adoración eucarística cotidiana, durante los trabajos sinodales, en la Capilla de la Salus Populi Romani de Santa María la Mayor en Roma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario