jueves, 14 de agosto de 2014

Camina por el hombre y llegarás a Dios

Jesús dijo: “Yo soy el camino”, “Y nadie va al Padre sino por mi”. (Jn 4,6)

San Agustín nos dejó esto escrito: “Camina por el hombre y llegarás a Dios”. Es mejor caminar cojeando por el camino justo que caminar deprisa pero fuera de camino. Quien camina cojeando, cada paso que da le aproxima más a la meta. Quien se aparta del camino, cuanto más avanza, más se aleja de la meta.
Si quieres acercarte hacia la meta, ya sabes el camino. “Nadie va al Padre sino por Mí. Y el camino para llegar a Él pasa por el hombre. ¡A no errar el camino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario