viernes, 22 de mayo de 2015

Yo soy el Don del Entendimiento

Aquí he venido a estar con ustedes en esta noche bendita.  Bendita noche en la que me has convocado, la noche de la acción del Espíritu en el orbe entero, vengo con algo deprisa, pues el mundo me requiere en muchos lugares, y los cristianos como ustedes han de ENTENDER que soy imprescindible en la explicación de las cosas de Dios. Ustedes han sido la prioridad en la multiplicidad de compromisos que tengo. 

En este mundo que camina a pasos apresurados, entender las cosas requiere prioridad, las cosas de Dios, sobre todo su Palabra, son esenciales en la vida de los cristianos.

De lo que sí estoy muy seguro es que Dios, que inició esta buena obra aquí en su parroquia (capilla, decanato, zona, diócesis), la llevará a feliz término el día que Cristo Jesús nos reúna en su Reino (Flp.1, 6).

Tienes entonces una tarea muy significativa desde hoy, es ser discípulo de Jesús, motivándote a conocerlo cada día más aprender más y más de su Evangelio, de sus actitudes y sus ejemplos que él nos dejó, somos cristianos porque CRISTO es nuestro horizonte de vida.

Por lo tanto, difundiendo la Palabra de Dios, estas siendo signo de ENTENDIMIENTO para quienes aún por diferentes circunstancias de la vida aún no lo conocen.

Quiero invitarte a que seas SAL Y LUZ DEL MUNDO, sobre todo en aquellos lugares en donde Jesús aún no es conocido, ni amado y de un modo muy especial ahí donde se necesite sentir al Señor mucho más cerca, con los pobres, los enfermos, los presos, los jóvenes que están solos, desesperanzados. 

Soy tu amigo, por ello nunca te abandonare en esta misión de llevar la Buena Nueva y dar a entender al mundo que DIOS es PRIORIDAD en nuestras vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario