martes, 8 de septiembre de 2015

Oración del alumno


Comienza una nueva etapa en mi vida. 
Sí; Señor. Porque, este momento que voy a inciar, es un período irrepetible. Ya no volverá. 
Lo que no haga, tal vez, nunca tendré la oportunidad de realizarlo.
Lo que haga, repercutirá para bien o para mal en un futuro próximo.
Por eso, Señor, quiero que me acompañes en este inicio del curso:
Que me des ILUSION. Para iniciarlo con optimismo y ambición.
Que me des HUMILDAD. Para acoger todo aquello que sea bueno para mi crecimiento personal, cultural, intelectual y cristiano.
Que me des DOCILIDAD. Para no provocar situaciones que, a la corta o a la larga, puedan condicionar mi vida.
Que me des DELICADEZA. Para tratar con respeto a las personas y a las cosas de alrededor.

Señor;
Tú sólo eres perfecto. Y por ello mismo, porque yo soy hijo tuyo, quisiera que me ayudases a superarme, cada día, en aquello que me haga crecer y prepararme, como persona y como cristiano. 
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario